Blog dedicado al cine, la música, la televisión, el teatro y sus personajes; a la magia del espectáculo

domingo, 4 de septiembre de 2011

Porque todos hemos vivido un "Loco y Estúpido Amor"


¿Qué pasa cuando de la nada el amor de tu vida, esa mujer que ha estado a tu lado desde la secundaria y que es la madre de tus hijos te pide el divorcio? Si tu respuesta es ir a pasar tus solitarias noches en un bar bebiendo de un vaso con popote, entonces seguro que te identificarás con "Loco y Estúpido Amor" ("Crazy, Stupid, Love").

La cinta de Glenn Ficarra y John Requa es una comedia romántica bastante realista y que se sale del molde de este género por varios motivos: profundiza en los personajes más que el común denominador; narra tres historias de amor paralelas y la principal gira en torno a un matrimonio de adultos, no a un par de solteros.

La trama es la siguiente: después de que Cal (Steve Carell) es dejado por su esposa Emily (Julianne Moore), en el bar mencionado conoce a Jacob (Ryan Gosling), un mujeriego empedernido que domina una táctica para conseguir que ninguna mujer se resista a sus encantos y pase la noche con él.

Jacob aconsejará a Cal sobre cómo mejorar su apariencia y recuperar a ese hombre perdido que llevaba dentro, lo cual le servirá para conquistar mujeres, ¿pero qué pasará cuando intente reconquistar a su esposa?, ¿la fórmula funcionará o será demasiado tarde?

Por su parte, Jacob se enamorará de Hannah (Emma Stone), la única excepción a su regla, por lo que necesitará los consejos de Cal para llevar el romance a buen puerto. La tercera historia de amor correrá a cargo de Robbie (Jonah Bobo), un puberto enamorado de su niñera adolescente, que obviamente no le hace caso.

Es gracias a la humanidad de estos personajes que podemos identificarnos con ellos y entenderlos, aunque no justificarlos, lo cual también se logra por la buena química del elenco, particularmente entre Carell y Gosling.

Aunque es Carell quien carga con el mayor peso de la película, el trabajo de su coestrella masculina, quien destaca por ser un actor dramático, sobresale al mostrar que también puede hacer comedia y estar a la altura de uno de los mejores comediantes de la actualidad.

Otros actores de renombre que tienen breves apariciones en el filme son Marisa Tomei, como uno de los encuentros amorosos de Cal, y Kevin Bacon, su rival. El trabajo de la primera aunque simpático, por momentos aturde, es exagerado y fuera de lugar.

"Loco y Estúpido Amor" es una cinta entretenida, novedosa dentro del género, pero que también cuenta con escenas incómodas —y hasta vulgares— de naturaleza sexual, infidelidades, desnudos masculinos y femeninos, consumo de alcohol y lenguaje vulgar.

A pesar de ello, buscar contrastar dos estilos de vida: el del hombre estable y el del que le huye al compromiso, para cuestionar al público sobre cuál de los dos caminos es más pleno.

El buen "timing" cómico del elenco, en el que la mayoría actúa bajo el mismo tono, es engalanado con un breve pero simbólico homenaje a la cinta "Baile Caliente" ("Dirty Dancing"), de Emile Ardolino y que en 1987 fue protagonizada por Patrick Swayze y Jennifer Grey.

"Loco y Estúpido Amor" es una comedia para pasar el rato, aunque hay de estar conscientes de sus escenas incómodas; nos permite observar una crisis matrimonial y todo por medio del humor, lo que le resta impacto a una situación por demás dolorosa, hecho que los directores aciertan en resaltar.

Twitter: @mabsalinas

1 comentario:

David C. dijo...

Me gusto la película, un buen reparto de actores.